Skip to main content
La Gran Transición

La Gran Transición

Carta abierta a los Bancos Multilaterales de Desarrollo

Como instituciones financieras en momentos de emergencia climáticas, los Bancos Multilaterales de Desarrollo (BMD) tienen la urgente responsabilidad y oportunidad de alinear sus préstamos con el Acuerdo de París. La campaña Big Shift Global les está demandando que pongan fin a todo apoyo a los combustibles fósiles antes de 2020, que aumenten rápidamente sus inversiones en renovables y que publiquen de manera transparente su financiación y su cartera de emisiones.

Los nueve Bancos Multilaterales de Desarrollo ya se han comprometido a alinear sus flujos financieros con los objetivos del Acuerdo de París, pero hasta la fecha, ninguno de ellos está actuando como realmente se necesita. 

La XXV Cumbre de Naciones Unidas (COP25) se está celebrando en Madrid entre el 2 y 13 de diciembre. Los Bancos Multilaterales de Desarrollo ha prometido hacer públicos sus avances de manera detallada. El anuncio del Banco Europeo de Inversiones de abandonar su financiación a los combustibles fósiles antes de 2021 es un paso en la buena dirección pero necesitamos pedir más acción a todos los BMD. 

Lee la carta abierta que hemos enviado a los Presidentes de los Bancos Multilaterales de Desarrollo y únete a nosotros para pedir: el fin de toda financiación a los combustibles fósiles y el aumento de las inversiones en energía renovable descentralizada para asegurar el acceso a la energía de todo el mundo. 

Carta dirigida a los presidentes de los Bancos Multilaterales de Desarrollo

David Malpass (World Bank Group),
Akinwumi Adesina (African Development Bank),
Takehiko Nakao (Asian Development Bank),
Jin Liqun (Asian Infrastructure Investment Bank),
Sir Sumantra Chakrabarti (European Bank for Reconstruction and Development),
Werner Hoyer (European Investment Bank),
Luis Alberto Moreno, (Inter-American Development Bank),
Dr. Bandar M.H. Hajjar (Islamic Development Bank),
K. V. Kamath (New Development Bank)

Como instituciones financieras públicas en tiempos de emergencia climática, los bancos multilaterales de desarrollo (BMD) tienen la responsabilidad y la oportunidad urgente de alinear sus préstamos con el Acuerdo de París. Para hacerlo, es necesario abandonar todo apoyo a los combustibles fósiles antes de 2020, aumentar de manera inmediata sus inversiones en energías renovables para el acceso a la energía, y presentar informes transparentes sobre sus financiaciones y su cartera de emisiones.

Los nueve bancos multilaterales de desarrollo[i] ya se han comprometido a alinear sus flujos financieros con los objetivos del Acuerdo de París, primero junto al Club Internacional de Finanzas para el Desarrollo en la Cumbre One Planet en 2017 y, al año siguiente, en la COP24, los BMD reiteraron su promesa y anunciaron seis estrategias clave para alinearse con el Acuerdo de Paris. Este año, han prometido presentar en la COP25 un informe detallado de su progreso. Pero hasta la fecha, ningún MDB está cerca de actuar de acuerdo con lo que se necesita, aunque el Banco Europeo de Inversiones (BEI) está claramente mostrando liderazgo en esta área.

Desde la promesa de los BMD, las evidencias de la crisis climáticas son mayores. Los Bancos deben aumentar su ambición en la COP25 en Madrid para responder a la realidad actual. Por citar solo algunos ejemplos, este año hemos visto incendios forestales sin precedentes en la región de la Amazonía, Australia y el Ártico, daños sin precedentes provocados por el huracán Dorian en las Bahamas e inundaciones devastadoras en Mozambique y en el sur de Asia. En este contexto, millones de personas están en las calles de Chile, Haití, y en otros lugares por la democracia, la igualdad y los derechos humanos básicos. Estas luchas están fundamentalmente relacionadas con la crisis climática, y apuntan a la necesidad urgente de trazar un camino hacia una sociedad que ponga a las personas y al planeta primero.

Para alinear sus finanzas con el Acuerdo de París, los bancos multilaterales de desarrollo en la COP25 deben anunciar sus compromisos compartidos para:

  • Eliminar todo apoyo a proyectos de petróleo, gas y carbón a partir de 2020. Partiendo de la ambición de la nueva política de préstamos de energía del Banco Europeo de Inversiones, los bancos deben eliminar su apoyo a "instalaciones asociadas"[ii], su apoyo a través de servicios de asesoramiento y apoyo técnico, y préstamos a través de intermediarios financieros. Adoptar un objetivo explícito que ayude a todos sus clientes nacionales y empresariales a hacer lo mismo. Asegurarse de que todo lo que no cumpla estas condiciones sea calificado de "no alineado" con el Acuerdo de París en el marco emergente marco de actuación conjunto de los BMD.
  • Aumentar de manera urgente la inversión en renovables y eficiencia energética. Cada banco debe alinear todos sus préstamos y operaciones con el objetivo de 1.5 °C para 2020. A nivel de proyecto, las inversiones en renovables deben garantizar el consentimiento libre, previo e informado de las comunidades cercanas.
  • Aumentar la financiación de las instituciones de financiación pública para el acceso a la energía limpia a partir de 2020 para lograr el acceso universal a la energía en 2030. Esta financiación debe priorizar a los países de 'alto impacto', donde las tasas de acceso a la electricidad y la cocina limpia siguen siendo las más bajas, así como la integración de -redes y mini-redes de energía renovable en carteras de energía. Todos los BMD deberían tratar de seguir el ejemplo del Banco Africano de Desarrollo, que estableció una estrategia energética ambiciosa para que África logre el acceso a la electricidad para 2025, incluido un objetivo para entregar 75 millones de conexiones fuera de la red para 2025.
  • Dedicar al menos el 40% de las finanzas al clima para 2020, y al menos el 50% para 2025 para apoyar a los países, especialmente en África, a acelerar su modelo de desarrollo bajo en carbono. Los objetivos deberían igualar los establecidos por el Banco Africano de Desarrollo y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo. Además, los BMD deben asegurarse de que todo tipo de financiación atiende al principio de “no dañar” -del Acuerdo de París- a comunidades locales o a ecosistemas locales.
  • Asegurar la transparencia en sus informes de financiación directa e indirecta de energía y en las emisiones de cartera general de las instituciones públicas de financiación para que toda personas y comunidades afectadas, así como la sociedad civil, puedan supervisar la implementación de la estrategia.
  • Desarrollar, compartir y promover políticas y programas necesarios para un camino equitativo hacia un mundo de emisiones netas, incluyendo la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles, planes de transición para trabajadores y comunidades, y la preparación de respuestas climáticamente inteligentes ante cualquier futura crisis financiera mundial.

Más allá de transferir miles de millones de dólares de financiación a combustibles fósiles hacia soluciones climáticas equitativas, estos compromisos de los BMD evidenciarían una señal clara a otras instituciones financieras públicas, al sector privado, a los mercados y a los gobiernos y les invitarían a seguir su ejemplo. Reducirían el riesgo de transición de los países clientes de MDB y garantizarían que las carteras de los bancos trabajen, a favor y no en contra, de un futuro digno y equitativo.

Sinceramente,

Big Shift Global Coalition
African Coalition for Sustainable Energy and Access
Bank Information Center
Bank Information Center Europe
Both ENDS
Bretton Woods Project
Christian Aid
InspirAction
Oil Change International
SustainUS
Swedish Society for Nature Conservation
Tearfund
350.org

 

[i] The African Development Bank Group, the Asian Development Bank, the Asian Infrastructure Investment Bank, the European Bank for Reconstruction and Development, the European Investment Bank, the Inter-American Development Bank Group, the Islamic Development Bank, the New Development Bank, and the World Bank Group (World Bank, IFC, MIGA).

[ii] Se refiere a proyectos planificados en coordinación con proyectos de combustibles fósiles, o a aquellos en dependencia. Referencia del Banco Mundial ESS1 para consultar la definición completa del banco.